Sistema de juntas k-flex

Durabilidad única

Las juntas deben garantizar un funcionamiento perfecto de las válvulas y conexiones incluso con una gran carga. Son la pieza más delicada. Por eso, el departamento de desarrollo de KIESELMANN ha investigado para encontrar un material adecuado y lo ha encontrado: el k-flex Material de sellado.

Este material muestra una extraordinaria resistencia incluso con medios agresivos. Las altas temperaturas que suelen emplearse en la limpieza CIP apenas afectan al material. Cuando lo importante son la seguridad de la producción y los largos intervalos de mantenimiento, hay que reconsiderar los materiales de sellado convencionales.

Solo KIESELMANN ofrece válvulas y componentes con estos elementos de sellado de k-flex extraordinariamente resistentes y duraderos. En combinación con el kit de reequipamiento aséptico de KIESELMANN, incluso los racores DIN 11851 convencionales se pueden transformar, de forma rápida y económica, en una conexión estéril, incluyendo su durabilidad.

• Requiere poca presión de sellado

• Gran resistencia a la temperatura y los medios agresivos

• Conforme a la FDA

• Por su extraordinaria capacidad de limpieza (antiadherente), son idóneas para el uso aséptico

• Tiempos de funcionamiento esencialmente más largos, gracias a sus mayores intervalos de mantenimiento (reducción de los costes por paradas en la producción)

• Magnífica capacidad de retorno

• Distribución homogénea de la presión en todo el contorno de la junta

Características técnicas

Conformidad

Food and Drug Administration (FDA)

Resistencia

Medios agresivos

Temperatura de funcionamiento

95° C (SIP 150° C)